PRODUCTOS: Grasas

Las grasas son la opción adecuada cuando el lubricante debe permanecer en el punto de fricción. Además de proporcionar una buena lubricación, protegen el punto de fricción contra las influencias externas como las salpicaduras de agua, la humedad, la contaminación, la corrosión y el desgaste.

Grasas para rodamientos

Hay muchos diseños geométricos y tamaños de rodamientos que siempre requieren soluciones individuales de lubricación. XICAPAM dispone de grasas lubricantes para cada requerimiento, sean estos  la resistencia a temperaturas altas o bajas, las altas o bajas  velocidades de trabajo pesado o ligero o las aplicaciones específicas en industrias alimenticias o farmacéuticas.

Grasas para engranajes abiertos

Las condiciones particulares de funcionamiento de los sistemas de transmisión mediante engranajes no carenados por una carcasa estanca, hacen que se necesiten lubricantes específicamente desarrollados para cumplir dicha función. Estas condiciones suelen ser: fuerzas centrifugas generadas por la rotación; extremas presiones y deslizamiento entre dientes; condiciones ambientales contaminantes adversas. XICAPAM ofrece grasas resistentes a estas condiciones, desarrolladas especialmente para autoextenderse con el funcionamiento de la transmisión por engranajes..

Grasas para cadenas

En las cadenas se persigue la lubricación de los lugares en donde se produce la mayor fricción, es decir, entre los ejes, los casquillos y los rodillos. Para llegar a estas zonas críticas a través de intersticios tan pequeños, XICAPAM ofrece productos específicos diseñados para ser aplicados de un modo muy fácil, consiguiendo que tras la aplicación permanezcan adheridos y sin desprenderse durante largo tiempo. En su diseño también se ha tenido en cuenta que eviten la untuosidad en el exterior de las cadenas, mallas y rodillos, ya que dicha untuosidad permitiría la adhesión de los contaminantes abrasivos presentes en el ambiente.

Grasas para cables metálicos de elevación

En la mayoría de los casos, los cables metálicos son elementos básicos en la seguridad de las personas y de la maquinaria. Sin embargo la lubricación de éstos no es sencilla, dado quese requiere que el lubricante penetre en el interior (en el alma del cable), que es donde se producen los grandes rozamientos internos y el lugar por donde comienzan las roturas. También se debe conseguir una buena lubricación exterior para evitar desgastes en el paso por poleas o roldanas y, por supuesto, se tiene que conseguir una protección de los agentes atmosféricos efectiva y duradera, evitando que el lubricante se descuelgue, contamine o rompa la barrera de protección al interior.

XICAPAM dispone de grasas diseñadas específicamente para cumplir estos requerimientos.

Grasas para desplazamientos lineales

En la mayoría de los casos, los cables metálicos son elementos básicos en la seguridad de las personas y de la maquinaria. Sin embargo la lubricación de éstos no es sencilla, dado quese requiere que el lubricante penetre en el interior (en el alma del cable), que es donde se producen los grandes rozamientos internos y el lugar por donde comienzan las roturas. También se debe conseguir una buena lubricación exterior para evitar desgastes en el paso por poleas o roldanas y, por supuesto, se tiene que conseguir una protección de los agentes atmosféricos efectiva y duradera, evitando que el lubricante se descuelgue, contamine o rompa la barrera de protección al interior.

XICAPAM dispone de grasas diseñadas específicamente para cumplir estos requerimientos.